jueves, 30 de septiembre de 2010

谢, Bill

En su reciente visita a China para convencer a los ricos chinos de que fueran filántropos, Gates señaló: "La clave está en que en China la riqueza es algo muy nuevo, por lo que todavía no hay organizaciones benéficas muy desarrolladas".
Y en la misma noticia, "China ha crecido a un rápido ritmo del 10 por ciento anual en las últimas tres décadas, convirtiéndose en la segunda economía mundial, pero al mismo tiempo se ha creado una gran desigualdad entre ricos y pobres".

Ante la actitud reacia de la mayoría de los ricos chinos, en otra noticia se defiende a uno de los pocos chinos buenos: "El filántropo más visible del país, Chen Guangbiao, dijo que le enfureció tanto la avaricia de sus colegas empresarios que redactó una larga carta para el portal de su grupo empresarial, anunciando su decisión de legar su fortuna de 440 millones de dólares a causas educativas y de protección ambiental. Reconoció que aunque su acción va en contra del precepto de Confucio de cuidar a la familia primero y al país después, “a mí no me heredaron nada y logré abrirme camino. Lo mismo pasará con mis hijos”."

"El problema es que repartir la riqueza a veces ha resultado más difícil que acumularla.", destaca la misma noticia.

En otra ocasión, tras acudir a la reunión del club Bilderberg en Barcelona, Bill criticó el recorte en cooperación del gobierno español, aquí.

Hay que ver con este Bill...替罪羊替罪羊替罪羊

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada